MICROESPASMOS LITERARIOS

RELATOS BREVES E HIPERBREVES

Sinfonía primaveral

Con las primeras notas de la primavera, había brotado, en medio del huerto, un imponente piano de cola.
Un colibrí se apareció, curioso, para explorar de cerca aquella cosa. Levitando en el aire, dudó un momento. Pero a su pico le deslumbró tanto aquella tímida tecla del rincón que decidió lanzarse, como una flecha, sobre ella. De aquel primer contacto, afloró un gemido agudo. Y, al oírlo, el espantapájaros se descrucificó de un salto, se sacudió el polvo del traje y se colocó bien el sombrero para sentarse a tocar ante un patio abarrotado de emperifolladas lechugas. Ellas, con aspavientos vigorosos, insinuaban querer librarse de aquellos molestos moscardones…
Sonaron las primeras notas al piano. El sol calentaba el ánimo. Y el concierto no había hecho más que empezar.

 
 

Anuncios

6 comentarios el “Sinfonía primaveral

  1. jromeromart
    13/02/2014

    Si en vez de un colibrí hubiera sido, pongamos por caso, un pelícano rollizo, ¿se hubiera lanzado sobre la tecla de la otra punta? ¿Y qué hubiera hecho el espantapájaros ante un carraspeo grave?
    ————-
    Por cieto, gran hallazgo el título del blog, “microespasmos literarios”. Me lo apunto.

    • Hola, Javier. Pues puede que el pelícano rollizo hubiera optado por la tecla más grave… pero la reacción del espantapájaros, sin duda, habría sido la misma.
      Me alegro de que te guste el título. Nos leemos. Un abrazo.

  2. Manón
    13/02/2014

    El despertar de la primavera…Suena bien esta sinfonía, suena a sonrisa y color. Aunque a mí lo único que me gusta de esa estación son las amapolas. Temblando estoy de pensar lo poco que queda para que esome el morro…

    Un beso.

    • Querida Manón, eso me suena al terror primaveral de los alérgicos… Espero que esta pequeña sinfonía no te haya provocado ningún estornudo. Como siempre, gracias por tus comentarios.
      Un abrazo sin polen.

  3. Emetorr1714
    14/02/2014

    Que sea la última vez que un espantapájaros me asusta al colibrí jajaja y yo ya sé porque lo digo…
    Ya estoy deseando que la primavera haga de las suyas y me escampe el insufrible invierno y, que haga brotar pianos si quiere, aunque sean de cola.

    Un beso

    • Eme, tranquilo, en este caso creo que el espantapájaros se ha sentido atraído por el pequeño volador… y, más que asustarlo, se ha unido a interpretar la sinfonía al piano.
      Y ánimo, que la primavera ya se palpa en el ambiente… ¡bien!
      Dos besos.

Dime. ¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: